Beneficios de cotizar para las mujeres  

AFP Capital,  11/julio/2018
Además de ahorrar para la pensión y proteger a quienes trabajamos y nuestras familias, estar afiliada al sistema de seguridad social nos entrega una serie de beneficios que son determinantes para enfrentar riesgos de la vida laboral, enfermedades y apoyar momentos tan importantes como la maternidad.

Junto con ahorrar para la pensión, el hecho de cotizar mensualmente en una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), permite que tanto hombres como mujeres estén cubiertos con el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS). Asimismo, quienes cotizan en el sistema previsional pueden acceder a una licencia médica, a los beneficios de las cajas de compensación, y a otras prestaciones que protegen sus ingresos y los de sus familias.

En el caso específico de las mujeres, cotizar mensualmente, además, nos permite obtener uno de los beneficios más importantes del sistema de salud, como es la licencia de pre y post natal. Gracias a esto continuamos
recibiendo ingresos durante el período de descanso maternal. Su monto equivale al total de las remuneraciones y asignaciones, con un tope mensual de 78,3 UF, de las cuales se restan las imposiciones de previsión y los impuestos.

Para tener una idea de cuánto dinero obtendrás por tu Bono por hijo, la Asociación de AFP de Chile ha desarrollado un simulador online: www.simuladordebonoporhijo.cl

Beneficios de cotizar para las mujeres





​Bono por hijo: El beneficio para todas las madres


Otro de los beneficios importantes de estar afiliada al sistema previsional es el acceso al Bono por hijo, un aporte del Estado que busca mejorar e incrementar la pensión de todas las mujeres que han sido madres biológicas o adoptivas, sin importar su condición económica. Junto a las afiliadas a las AFP, tienen derecho a recibir este beneficio quienes cuenten con una pensión básica de vejez y las mujeres que perciban pensión de sobrevivencia y que, además, sean beneficiarias del Aporte Previsional Solidario (APS). El monto del bono por cada hijo nacido vivo es igual al 10% de 18 ingresos mínimos, más una tasa de rentabilidad que se calcula desde el mes de nacimiento de nuestro(s) hijo(s) hasta que cumplamos 65 años. Sólo a partir de esa edad una madre puede solicitar el o los bonos, dependiendo de la cantidad de hijos, para que sean traspasados a su cuenta de capitalización individual si está afiliada a una AFP, o bien comenzar a recibir el beneficio junto a la pensión de sobrevivencia o pensión básica solidaria, según corresponda.



Requisitos para solicitar el bono por hijo:

- Ser madre biológica o adoptiva de uno o más hijos.
- Tener 65 o más años de edad.
- Estar afiliada a una AFP; o ser beneficiaria de una pensión básica solidaria de vejez, o percibir una pensión de sobrevivencia y, además, ser beneficiaria del APS.
- Haber vivido al menos 20 años en Chile, desde los 20 años de edad.
- Tener 4 años de residencia en los últimos 5 años inmediatamente anteriores a la fecha que se presenta la solicitud.
- Haberse pensionado a contar del 1 de julio de 2009.


¿Cómo solicitar el bono por hijo?

- Las afiliadas al sistema previsional deben ir a las oficinas de su AFP.
- Las pensionadas de rentas vitalicias deben solicitarlo a su compañía de seguro.
- Quienes reciben una Pensión Básica Solidaria lo pueden hacer a través de las municipalidades.
- También se puede solicitar directamente en los centros de atención del Instituto de Previsión Social (IPS).



Etiquetas: AFP, Administradora de fondos de pensiones, Ahorro, Ahorro previsional